jueves, 27 de junio de 2013

Arde Fuego - Relato

Hoy les dejo un pequeño relato, espero que les guste. Besotes.

Las murallas se consumían bajo el abrazador fuego provocado por las flechas en llamas de sus atacantes.
Los pueblerinos corrían desesperados, los soldados luchaban en las puertas de la muralla blandiendo sus espadas a diestra y siniestra, las damas de sociedad lloraban despavoridas en la entrada del castillo escapándose del refugio donde eran protegidas, los hombres viejos intentaban ayudar echando agua a todo barril que se incendiara, el hecho de que la paja que comían los caballos estuviera justo en esa parte del pueblo, no ayudó demasiado.
Se escuchaba una desesperada canción que mezclaba los gritos despavoridos, los llantos descontrolados, los gemidos de cansancio y las quejas de guerra.
Cada segundo que pasaba era testigo de un hombre que caía flácido e inerte en la tierra, con la garganta abierta o el pecho atravesado, los guerreros caían muy rápido… y el príncipe lamentaba cada muerte cobrándosela doble al enfrentarse a su adversario.
Su padre, el Rey, le había consignado la defensa de su gente, mientras él escapaba asustado a las faldas de los reinos vecinos, sin importar que su pueblo muriera, que sus tierras se mancharan de sangre, tan miserable el adorado Rey.
Julián empuñó su espada otra vez, tirándosele encima a un guerrero con mirada sádica y ansiosa de muerte. En la primera envestida le rasgó el brazo tal cual cortar una fruta blanda, y en la siguiente envestida atravesó la hoja de plata en la cabeza de su contrincante sin temor ni arrepentimiento.
La mente del príncipe Julián estaba dividida entre sus hombres que iban dándose de baja, el miserable de su padre, y el amor de su vida en las puertas del castillo.
Quería gritarle a su mujer que huyera, que no se quedara observando cómo iban perdiendo el control de aquella batalla, como las oportunidades de vencer se esfumaban con cada lágrima que caía al suelo, que no se obligara a ver cómo él mismo iba a descender bajo alguna hoja de hierro forjado, pero el sólo girar la cabeza en dirección al castillo aceleraría la muerte que tanto evitaba.
Él sí quería a su reino, juró luchar hasta la muerte para defender y honrar sus puertas dignamente, para proteger las reliquias que poseían, la razón por la cual peleaban en esos momentos, sus enemigos querían adueñarse de toda la riqueza y tierras que representaba aquél Reino.
El calor aumentó, y el sudor empezó a recorrer todos los cuerpos, el humo se colaba hasta los pulmones de Julián, mientras que él príncipe evitaba la nube grisácea que lo rodeaba, y cuando casi todo el pueblo estuvo en llamas, incluso más allá de las paredes del castillo, sus pocos y fieles guerreros cayeron, uno tras otro.
El príncipe Julián corrió en dirección contraria, no huyendo como un cobarde, sino en busca de su esposa.
Pero era demasiado tarde, los del bando enemigo habían llegado a las puertas y mataban despiadamente a cada mujer, primero acariciando cínicamente sus cabellos bien cuidados y olorosos a humo, y luego desgarrando los blanquecinos cuellos.
Llegó hasta la morena que luchaba por soltarse de un tipo con barba, y que lucía más parecido a un perro rabioso que a un soldado digno, arrancó a su mujer de las manos de aquél canalla y le costó la vida al hombre el haber colocado un dedo sobre su tesoro más preciado.
La miró a los ojos, perdiéndose en el precioso topacio y reconociendo el profundo amor con el que estos lo miraban.
No tendría más de un minuto junto a ella, sentía a la muerte en una carrera contra reloj, agarrando los bordes de su armadura y luchando con la poca fortaleza que él aún mantenía.
            —Escúchame, amor mío —rogó tomándola fuertemente de los brazos, omitiendo el ruido que los rodeaba—. Ni mi egoísta padre, ni el olor a muerte, ni los mismísimos Dioses luchando contra mi voluntad, impedirán que sigas siendo mía allá en la eternidad. Mi corazón fue tuyo desde el día en que sucumbí a tus ojos, y lo seguirá siendo hasta que el día se haga noche, y la noche se convierta en día.
            —Sólo tú, serás eternamente la dueña de mi alma —le gritó con su último aliento, sintiendo la espada de algún desconocido atravesar su espalda, y con su último atisbo de consciencia, notó que la misma hoja de hierro hirió a su esposa.
            —Arde fuego, mi querido amor, pero te juro que yo seguiré siendo tuya, incluso cuando ya no puedas escuchar mi voz —susurró ella agonizante en el oído de quien había sido el único dueño de su alma en vida, y de quien seguiría siendo en muerte.


jueves, 20 de junio de 2013

DE VACACIONES ¡AL FIN!


Hola ^^ ¿Cómo los está tratando la vida?
Hoy estoy contenta, y un poco nostálgica. Pues como dice el título de este post ya estoy de vacaciones, las que serán un poco largas... Porque después de cinco años, ya he terminado mi bachillerato.
También en el transcurso de esta semana, me enteré de que quedé asignada por la OPSU en la UNERG para estudiar Medicina, así que es una buena noticio saber que con mi índice académico me gané un cupo en la Universidad.
Ya podré escribir, leer, hacer todo lo que quería durante clases porque serán unos cuantos meses sin la obligación de hacer algo, así que tengo que aprovecharlo.
A partir del Lunes, empezaré a publicar nuevas entradas de interés, relatos, subir capítulos en Wattpad y todo ello.

Esto es todo por hoy, ¡qué tengan una linda noche! Yo mientras tanto iré organizándome... ¡Besos!


miércoles, 5 de junio de 2013

¡ANABELLA FRANCO Y UNA NOCHE CON ELLA!

Para mí es un placer anunciarles que la segunda parte de Nada más que una Noche está ya a la venta.
Ana es una gran amiga mía y le deseo mucho éxito con esta nueva publicación porque de verdad se lo merece.

Les dejo la ficha técnica de ella para que se informen un poquito más:

Una noche con ella 

Editorial Vergara (Ediciones B Argentina) 
Colección: Novela Vergara 
Páginas:320 
Publicación: 1° de junio de 2013 
Género: Novela erótico-romántica 


SINOPSIS:
Helena es el deseo de muchos, pero no puede desear ni sentir. El pasado ensombrece su alma: si hay una vida feliz parece solo reservada a los demás. Solo un ángel negro, un alma oscura como la suya, podrá adentrarse en su conciencia y despertar en ella sus fantasías más ocultas.
Mariano, un hombre solitario y sin afectos, encuentra en Helena a su reflejo. Y lo que comenzó como un juego de seducción y negocios, les planteará un desafío: ¿podrán dominar los sentimientos o terminarán por quebrar las reglas? ¿Aprenderá Helena que existe el placer y Mariano, que no es tarde para amar?
Anabella Franco, autora de Nada más que una noche, nos abre una puerta en esta vibrante novela erótica a la intimidad de conocidos y nuevos personajes. Como en una inmensa marea, los lectores -igual que los personajes de esta novela- se dejarán llevar en un viaje de luz y oscuridad, de deseo y pasión.

PÁGINA DE FACEBOOK DE LA NOVELA: https://www.facebook.com/unanocheconella

VIDEO:

¡Me encanta todo! La portada, la sinopsis, el book trailer... ^^

Espero que se pasen por la página en facebook :D ¡Beeeeeeeeeeeeeeeesos!

domingo, 2 de junio de 2013

En cuál tipo de amor creer en las historias románticas

Hace mucho que escribí esto, es como un artículo de opinión. Espero que lo lean y compartan conmigo lo que ustedes piensan ;)


¿En cuál tipo de amor creer en las historias románticas?
                Siempre he sido una lectora del romance en distintos géneros, amo los libros así, pero como escritora nunca me he atrevido a narrarlo. ¿Por qué?
                La razón es que no sabía en qué tipo de amor creía, creo en el amor de familia, en el amor de una madre para con su hijo, pero en cuanto al amor de relaciones, me preguntaba siempre ¿Cuál es el más adecuado? ¿En cuál creer? Y cuando me planteaba una idea acerca de ese tipo de amor, volvía preguntar ¿será que existe?
                Así que con ayuda de los libros, comentarios, y la más importante ayuda: la observación, noté que existían muchos tipos de amor en cuanto a las parejas, y por lo tanto, también existían muchas historias que reflejaban cada uno de ellos. 
                Hay mucho amor trágico, ese en el que los protagonistas se aman incondicionalmente como nunca antes han amado a otra persona, pero que siempre termina en un no-final-feliz, y me encontré pensando en que me gustaba ese tipo de amor… Porque cada vez que leía una historia de ese tipo, sí percibía los intensos sentimientos que experimentaban los protagonistas, comprendía sus reacciones y siempre terminaba diciendo: fue una bonita historia aunque no tuviera final feliz. ¿Por qué pensé esto? Porque ellos vivían al máximo lo poco o mucho que duró su relación, aprovechaban mientras duraba el momento y casi nunca pensaban en el mañana, sólo se destinaban a sentir… Cosa que le falta mucho a la humanidad hoy en día, disfrutar un poquito más mientras se pueda, y después ser feliz por lo que fue. Pero estoy hablando de historias… Así que, el amor trágico es uno de mis favoritos.
                Entonces, creo en los romanes trágicos en todas las historias que lo tengan.
                También está el amor fugaz, el que llega y se va. Ese que en un momento es tan profundo e irrevocable, pero que sí tiene un poco de cordura filtrada entre sus emociones… Puede ser duro y voraz, puede ser pasional, pero solo falta un mal paso para que se desmorone y ya no pueda recuperarse. Me gusta este tipo de amor, porque aunque quisiera nunca podría ser dominado por el masoquismo, nunca podría ser capaz de soportar cosas que no hay que soportar, y de esa manera, aquél amor bonito y fugaz nunca podría ser dañado por cicatrices, por fracturas que intentan ser reparadas… Eso es lo que siempre sucede, se siente algo hermoso, luego se daña, y al intentar repararlo, no se hace más que afectar lo que una vez gustó. He visto muchas historias que representan este amor, y aunque no es de mis favoritos, es el que más respeto.
                A medida que voy escribiendo esto, pienso en historias individuales, que me hacen querer mencionar un poco de qué y cómo se vivió ese amor que me hace recordarlas, pero son muchas, y no me da tiempo o espacio para narrarlas.
                Soy del tipo observadora, y un poco egoísta, creía que por más que quisieras a una persona… si ESA persona te fallaba, no había vuelta atrás, tal como el amor fugaz… Y quizás suene muy cliché, pero he encontrado el tipo de amor en el que creo, de las historias, por supuesto.
                Es aquél que enfrenta todo obstáculo, que al principio suele ser negado, o que quizás nunca empieza bien. Es aquél que va creciendo a pasos de vencedores, se hace más fuerte segundo a segundo… Y que madura, que sufre, y una vez herido: aprende. Que termina en un final feliz, que tiene mucha visión de ser para siempre y no fugaz, que trabaja en conjunto con el perdón y el olvido, que hace una pausa en su recorrido para analizar… para pensar. Pero que aún así no deja que ese pensamiento se incluya en sus acciones, que vive pensando en el presente y en el mañana… Porque su visión del futuro siempre es una parte importante, siempre y cuando el futuro sea junto a esa persona. Ese tipo de amor simplemente me dejó pasmada, pensativa, fascinada, porque entendí que ese tipo de amor era el que sí existía… El que veía yo diariamente, el que leí en más de cincuenta libros, el amor en el que todos querían creer. El amor que no era perfecto, que también era capaz de dañar como ningún otro, pero que era lo suficiente fuerte para aceptar sus errores y hacer lo que fuese necesario para cambiar, no era el que intentaba reparar cicatrices, era el que necesitaba pagar por ellas, y merecerse así, una oportunidad, no de reconstruir, sino de sanar todas esas marcas.
                Creí en ese amor de historias, lo he visto, no lo he vivido, pero sé que al mirar un poquito más allá de mi nariz, siempre estará presente.
                Así que escribiré, un día de estos, una buena historia de romance con la que esté satisfecha, y sin duda algunas, será éste tipo de amor el que utilice.
                Ahora, ¿En cuál tipo de amor crees tú en las historias románticas?
Sé que no he hablado de todos, porque esto sería intenso, pero puedes agregarlos si eso deseas.


sábado, 1 de junio de 2013

De graduación :')

¡Hoola!

Se está haciendo una costumbre empezar todas las entradas disculpándome por mi ausencia y dando explicaciones de ello ^^ 

Pero esta vez, es diferente. Porque ya casi soy Bachiller de la República Bolivariana de Venezuela, estoy muy atareada con las clases porque estamos terminando, y dentro de una semana empiezan las pruebas finales. Calculo que para el 21 de Junio ya esté de vacaciones, y el 31 de Julio es mi acto de grado :')

Estas últimas semanas han sido bastante divertidas, les cuento que: Estuve en la radio ¡Dos veces! La primera vez en Lo más New, y la segunda en De Voz Propia, ¡estuvo genial! Hablé mucho del libro y todo lo que eso conlleva, y el miércoles... ¡Estuve en televisión! Sí, en la televisora de mi estado, debo agregar que el programa según las personas que lo vieron fue un éxito :D Debo agradecer a todos por el apoyo que me están dando.

Ya pronto les dejo los datos de la presentación de mi libro. Les tengo una reseña que publicaré quizás la semana que viene.

El jueves me tomé la foto del "Anuario" con mis compañeros, le muestro una fotito para que los conozcan:


Estoy en la esquinita izquierda :p no sé qué hacía con la cabeza alzada jajajaja. Con la mayoría de ellos he estudiado los 5 años (incluso hay unos que más...) y el señor de azul es mi profesor de química y guía de la sección desde que entramos al colegio.


Y aquí la de la izquierda es mi Siss, Dariana, está en mi grupo de estudio y es mi super amiga :D voy a extrañarla :( 

 Bueno, eso ha sido todo por hoy.

¡Besos y abrazos!